fbpx
  • Inicio
  • .com o .es, ¿cuál elijo? Las extensiones de dominio: todo lo que hay que saber sobre ellas
Elegir Extension de Dominio

.com o .es, ¿cuál elijo? Las extensiones de dominio: todo lo que hay que saber sobre ellas

La elección del dominio puede ser una decisión confusa en un primer momento, sobre todo a la hora de elegir la extensión del dominio, ya que existen más de 400 diferentes. Ante tantas opciones, ¿cómo sabemos cuál es la extensión de dominio más adecuada para nuestra web?

Para conseguir una web que represente de manera óptima a nuestra marca, es muy importante prestar atención a nuestro dominio. En este sentido, el nombre de dominio y la extensión deben mantener una cierta coherencia para que ambos elementos estén unificados y estos sirvan para afianzar la imagen que queremos proyectar en el entorno digital.

Pero lo primero que debemos entender es qué es una extensión de dominio.

¿Qué es una extensión de dominio?

Un dominio es el nombre de un sitio web y está asociado a un conjunto de direcciones IP. Por ejemplo, el dominio de Gacelaweb es gacelaweb.com.

Los dominios se alojan en registradores de dominios. Es habitual confundir el término dominio con hosting, así como registrador de dominio con servidor o alojamiento web. Esto es debido a que son múltiples las empresas que ofrecen ambos servicios, sin embargo, pese a estar relacionados, son dos conceptos distintos.

Un dominio se compone de dos partes principales. La primera es el nombre de dominio. Para continuar con el ejemplo, en este caso sería gacelaweb. La segunda parte es la extensión, también llamada top-level domain (TLD). Así, para esta web el TLD es .com, el más utilizado mundialmente.

En principio, este segundo elemento se encargaba de destacar la naturaleza o alguna característica definitoria de la web, como su propósito (comercial, gubernamental o educativo, por ejemplo) o su localización u origen geográfico. Sin embargo, en la actualidad algunas extensiones se han generalizado y esta función se ha diluido, como es el caso del .net o el .com.

Sus orígenes se remontan a los años 80, cuando era necesario encontrar las páginas alojadas en una web a través de su dirección IP (Internet Protocol), un código de identificación basada en cifras y puntos.

Sin embargo, a medida que el uso de Internet se fue popularizando, la búsqueda de páginas por su IP resultaba confuso y poco eficiente, ya que la navegación se limitaba a aquellas páginas de las que se conociera previamente su dirección IP. Para solventar este problema, se creó el Domain Name System (DNS o sistema de nombre de dominio), que vincula el código IP de las páginas con su respectivo dominio, un término mucho más fácil de recordar.

En 1985, la IANA (Internet Assigned Numbers Authority), entidad responsable de este procedimiento, lanzó las seis primeras extensiones de dominio: .com, .net, .edu, .mil, .gov, y .org. Más adelante, comenzó a integrar también las extensiones de código de país. Actualmente, la IANA pertenece a la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers, corporación de Internet para nombres y números asignados), la máxima autoridad en este ámbito.

Extensiones de dominio más populares y sus diferencias:

Principalmente, las extensiones se clasifican en dos categorías: las generales y aquellas específicas de cada país. En el primer grupo, se engloban extensiones como .com, .edu o .net, mientras que en el segundo están incluidos ejemplos como .ca (de Canadá), .fr (de Francia) y el conocido .es (de España).

También existen otros dos tipos de extensiones reconocidas, pero mucho más minoritarias: las esponsorizadas, supervisadas por organismos privados, y las de infraestructura (.arpa), especial para la IETF (Internet Engineering Task Force, una organización internacional dedicada, entre otras tareas, a la normalización de ciertos aspectos de la ingeniería de Internet).

Según la IEFT, existen otros cuatro top-level domains especiales, cuyo uso se encuentra muy delimitado. Se trata de .example, que únicamente está disponible para webs utilizadas de ejemplo; .invalid, para nombres de dominio nulos o no reconocidos; .localhost, reservado para utilizarse en ordenadores locales; y .test, la extensión que se usa para pruebas.

a. Extensiones de dominio genéricas.

Las extensiones de dominio genéricas son las más usadas. Como explica su nombre, tienen un propósito amplio. Esta categorización tiene, a su vez, otras tres tipologías: las restringidas, no restringidas y las patrocinadas.

En primer lugar, las restringidas hacen alusión a aquellas para las que se exige cumplir ciertos criterios asociados al TLD. Por ejemplo, para poder utilizar la extensión. nyc hay que demostrar en el registro de dominio que se trata de una persona particular o una entidad con sede en la ciudad de Nueva York.

Por su parte, las no restringidas pueden ser adquiridas por cualquier persona o entidad sin cumplir ningún prerrequisito. Son las más comunes y, entre ellas, destacan cuatro en particular:

Escoger Extension Dominio

.com (de commercial): esta es la extensión más popular sin duda y, en un principio, hacía referencia únicamente a los dominios de carácter comercial. En la actualidad, su uso se ha extendido y es utilizada para todo tipo de páginas web y correo electrónico. De hecho, su empleo es tan generalizado que cada vez es más difícil encontrar nombres de dominio disponibles con esta extensión. Para solventarlo, algunas empresas optan por realizar variaciones creativas del nombre de su marca como dominio, lo que puede resultar en ciertos casos perjudicial para su imagen de marca. Por ello, en ocasiones es más acertado decantarse por nuevas extensiones de dominio que permitan mantener el nombre sin alteraciones y que resulten apropiadas para el objetivo de nuestra web.

.net (de network): en un principio, su objetivo era identificar webs dedicadas a las redes de comunicación. Sin embargo, como ha ocurrido de manera similar con el .com, ahora su uso se ha generalizado. Puede ser una buena opción en el caso de páginas dedicadas a la tecnología o a Internet, pues mantiene cierta connotación que asocia a la extensión con estos ámbitos.

.org (de organization): esta extensión está enfocada a organizaciones. Se suele asociar con organismos y entidades no comerciales o de código abierto, por lo que no es la mejor opción como extensión para una empresa privada.

.info (de information): en este caso, su uso ideal es para páginas en las que no haya ninguna motivación transaccional y únicamente se recopile información. Se debería evitar, por tanto, para empresas, ya que puede inducir a error sobre el tipo de objetivos que persigue la web.

Por último, como extensiones de dominio genéricas encontramos las patrocinadas, que se reservan para webs especializadas y de cierta relevancia a nivel político o social. Los ejemplos más relevantes son .edu (de education), reservado para entidades o instituciones educativas, y .gov (de government), que se utiliza de manera exclusiva por el Gobierno estadounidense. Si algún otro país desea utilizarla para su gobierno, está obligado a usar una extensión de dominio de segundo nivel. Este es el caso de Reino Unido, cuyas webs gubernamentales incluyen .gov.uk.

b. Extensiones de dominio de código de país.

Cada país, estado soberano, territorio dependiente o área geográfica concreta cuenta con una extensión de dominio propia. A España le corresponde .es.

Muchas extensiones de dominio de código de país no cuentan con ninguna limitación en el registro y no requieren que la web esté vinculada al país en cuestión. En este sentido, cabe señalar que algunas de estas extensiones se emplean con objetivos que no tienen relación alguna con el origen geográfico en cuestión, sino que su elección responde a criterios estéticos o de branding. Este empleo no es penalizado por Google, que no da prioridad a las extensiones genéricas por encima de las de país. Un ejemplo de este uso creativo es el de .tv, la extensión asignada al país polinesio de Tuvalu, aunque su registro más común se corresponde con dominios dedicados a la industria audiovisual; o .fm, vinculada a los Estados Federados de Micronesia pero utilizada generalmente como extensión asociada a la radio.

Consejos para elegir la extensión de dominio para mi web:

Como recomendaciones finales, te contamos detalladamente qué cosas debes tener en cuenta para elegir la extensión de dominio más adecuada para tu web:

Propósito de nuestra web:

Si nuestro objetivo es inequívocamente comercial, la mayor parte de empresas se decantan por el .com, una extensión que suele generar confianza en los usuarios al estar muy extendida. Sin embargo, esta extensión puede no ser la idónea pues es muy fácil que el nombre de nuestra marca con la extensión .com no se encuentre disponible o que su registro resulte excesivamente caro.
Si, por el contrario, tiene fines no lucrativos o tal vez un carácter informativo o institucional, lo más adecuado será elegir .org, .info o .gov, respectivamente.

Precio:

Aunque no debe ser un factor determinante, sí que existen extensiones más baratas que no cuentan con gran prestigio, por ejemplo .biz ya que suele orientarse al envío masivo de correos no deseados.

Target geográfico:

Si nos vamos a orientar solo a España: es posible ahorrar costes registrando únicamente el dominio con la extensión geográfica (recordamos, en el caso de España, el .es). En este caso, Google considerará que el contenido está dirigido preferentemente a una audiencia nacional y tiene más probabilidad de mostrarlo en una mejor posición cuando se realice una búsqueda restringida geográficamente.

Si nos vamos a orientar internacionalmente: en general, es recomendable registrar el nombre del dominio con la extensión .com y con aquellas extensiones propias del país en los que la web pretende desarrollar su actividad.

En el caso de España, también con la extensión .es. También es buena idea registrarlo con la extensión .net. Esto garantiza que el nombre de la marca o empresa quede reservado ante los intentos de copia falsa de la web con intenciones fraudulentas.

Todos estos consejos te ayudarán a escoger la extensión de dominio que mejor se adapta a las necesidades de tu empresa y te ayudará a construir tu presencia online de manera óptima. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si necesitas ayuda y quieres contratar un servicio de alojamiento para tu web o el registro y gestión de tu dominio.

Conoce otros temas de actualidad:

Elegir Extension Dominio WebConoce la historia del fenómeno que cambió el mundo

Escoger Extension Dominio Web ¿Sabes por qué tus correos llegan como SPAM?

Extension Dominio Web ¿Sabes qué es un CMS y qué tipos puedes encontrar?

Extensiones de Dominio para Web Otros artículos sobre Noticias y Actualidad

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

       

agencia marketing online

Gacelaweb es una Agencia
de Marketing Digital en Madrid especializada en Diseño y Desarrollo de Páginas Web, así como de Posicionamiento SEO
y Campañas SEM, Marketing Online, planes de Social Media, Dominios, Hosting y Soporte Web.

Si tienes alguna idea, algún proyecto o alguna consulta, no dudes en contactar con nosotros:

Teléfono: 916059509
Email: info@gacelaweb.com
Dirección: Calle La Granja,  Alcobendas (Madrid)