fbpx

Lean Startup y Marketing Online ¿Qué relación tienen?

Es habitual, sobre todo en el mundo empresarial, escuchar términos como Lean Startup o Lean Marketing y no saber definir exactamente estos conceptos o cómo aplicarlos si somos emprendedores. Por ello, y debido a la gran relevancia que han tomado en los últimos años, hemos querido ahondar en ellos y ver cómo la relación entre Lean Startup y Marketing Online nos puede ayudar a conseguir nuestros objetivos.

¿Qué es Lean Startup?

Si dividimos la expresión Lean Startup, encontraremos que Lean en realidad significa delgado, desgrasado o austero (en algunos ámbitos) y Startup hace referencia a la fase inicial o el lanzamiento de un negocio o producto. Por tanto, en conjunto, podríamos decir que se trata de una “puesta en marcha ajustada”.

Es decir, se trata eliminar todos los procesos superfluos que pueden derivar en costes innecesarios tanto en tiempo como en dinero, durante el proceso de diseño y desarrollo de un producto o servicio. Por tanto, el objetivo del Lean Startup es la eliminación de los despilfarros, la rapidez en el lanzamiento, el aprendizaje en directo y, por supuesto, aportar valor añadido al proceso.

Origen Lean Startup¿Cómo surge el concepto de Lean Startup?

Este concepto se hizo especialmente popular a raíz del lanzamiento, en 2011, del libro de Eric Ries “El Método Lean Startup”. Sin embargo, no podemos decir que fuese su ideólogo, sino que describió y definió de manera concreta la metodología que ya estaban llevando a cabo algunas compañías y emprendedores.

El Lean Startup es una técnica que comenzó a gestarse en el siglo XIX con las cadenas de montaje, reduciendo los costes de producción y acelerando su proceso. Su máximo exponente lo consiguió Toyota cuando integró la detección mecánica de fallos en la producción y aviso al operario.

Mucho después, tras la crisis del petróleo en 1973, esta misma compañía, Toyota, continúa con la misma técnica para evitar el despilfarro creando diversas estrategias Lean en su empresa como la Lean Health, Lean Construction y Lean Office. Por supuesto, todas ellas orientadas hacia la optimización del trabajo, la mejora de resultados e incluyendo la mejora continua en todas las áreas empresariales.

¿Cuáles son los principios del Lean Startup?

El principio u objetivo fundamental es implementar un proceso ágil de lanzamiento de producto y eliminar los despilfarros del proceso de diseño y desarrollo del mismo. Tradicionalmente, antes de llevar al mercado un producto o servicio se realizan estudios de mercado, de necesidades, perfeccionamiento del producto, testeos del mismo, etc.

Sin embargo, en la metodología Lean todo se acelera con lo que se denomina Producto Mínimo Viable, que consiste en ofertar de manera directa en el mercado un producto que creemos que puede funcionar ante una determinada necesidad y aprender del comportamiento del consumidor en directo.

De esta manera conseguiremos reducir los tiempos e ir mejorándolo hasta adaptarnos 100% a lo que el cliente busca, con unos procesos depurados y más rápidos cada vez.

Con este proceso se pretende evitar los grandes fracasos del sistema tradicional en el que se invierte mucho dinero, recursos y tiempos para, al final, podernos encontrar con un producto que no funciona y, por tanto, es una inversión perdida.

Toda la técnica de Lean Startup se basa en un ciclo que se va perfeccionando de manera práctica y sobre la marcha: innovar, crear, medir, aprender y repetir.

Innovación: se lanza un producto o servicio novedoso que puede cubrir una necesidad en un determinado mercado.

Creación: Una vez detectamos la necesidad, se pasa al proceso de creación de manera directa, evitando los estudios de mercado, la pérdida de tiempo y de dinero. Para ello, como hemos comentado, se crea un prototipo, denominado Producto Mínimo Viable (PMV) y se lanza al mercado. Con él se observará la dinámica del consumidor, se aprenderá de él y se modificará el proceso para ser, cada vez más ajustado y con menos pérdida de recursos.

Medición: Para que el ciclo sea cada vez más rápido y tenga menos procesos supérfluos es importante medir y obtener feedbacks cualificados de la experiencia del producto en el mundo real. En otras palabras, los imprescindibles KPI’s del Marketing: conversiones, suscripciones, etc.

Aprendizaje: Con el método Lean Startup, cada vez que se produzca un cambio de conducta en el consumidor este será detectado prácticamente en “tiempo real” y de manera mucho más certera y relevante que mediante estudios de mercado al uso.

Repetición: Todos estos ciclos son interactivos, se van modificando y repitiendo hasta que el proceso está completamente depurado.

Partiendo de lo que hemos comentado anteriormente, esta metodología propone crear un producto mínimo viable (PMV), que también puede ser un servicio, y lanzarlo al mercado. De esta manera se puede evaluar de manera directa e inmediata la respuesta del consumidor.

¿Cómo se lleva a cabo el método Lean Startup?

Tras el lanzamiento y recibiendo ya el feedback de los clientes, se obtienen dos caminos: el producto no funciona (en cuyo caso no habremos invertido demasiado), el producto funciona, por lo que habría que perseverar y modificar el proceso hasta conseguir un producto o servicio único y muy rentable.

Todo este proceso garantiza un aprendizaje práctico sobre la marcha de nuestros clientes mucho más profundo que el que nos puede proporcionar los diversos estudios de mercados del método tradicional y con menos inversión económica.

El objetivo fundamental una vez lanzado el producto exitoso: minimizar el tiempo del ciclo de producción.

¿Qué lugar ocupa el Marketing Online dentro del Lean Startup?

El Marketing Online es una de las principales herramientas para emprendedores que quieran lanzar su producto sin invertir demasiado y, por supuesto, con la filosofía Lean Startup: cero despilfarros.

Además, en esta relación entre el Lean Startup y Marketing Online podemos obtener diferentes ventajas:

Velocidad: Es clave para este tipo de estrategias y a la hora de aplicar la filosofía Lean Startup y el Marketing Digital puede aportar mucho valor añadido en este sentido.

Por un lado, los desarrollos webs actuales permiten que podamos disponer de un e-commerce, página de producto o landing pages para campañas en tiempo récord y con diseños depurados y adaptados a todos los dispositivos.

Si complementamos el desarrollo web con estrategias de marketing digital eficaces, por ejemplo, con posicionamiento SEO, podremos saber con exactitud cómo nos estamos presentando y lo que realmente está buscando el consumidor. La suma de SEO más analítica web ofrece la oportunidad de, a medio plazo, tener un perfil del cliente muy acertado y basado en la realidad.

Las Redes Sociales suponen un apoyo extremadamente veloz en el lanzamiento de un PMV (recordemos, Producto Mínimo Viable) ya que a través de ellas podemos contar con una radiografía muy exacta del consumidor y sus necesidades. Así mismo, en determinados casos, suponen una plataforma de lanzamiento del producto muy acertada según el perfil de cliente al que nos dirijamos.

Pero, sin duda, donde el Marketing Digital puede ofrecer más valor es en las campañas de pago. Tanto si se realizan a través de plataformas como Google Ads, como a través de las vías de pago de redes sociales, obtendremos un lanzamiento amplificado del producto y un feedback muy valioso. Estas campañas permiten moverse más rápido y recibir métricas de lo que está ocurriendo de manera eficaz. La idea es disponer de campañas de ciclo muy corto, con un gasto suficiente para que ofrezcan un gran aprendizaje.

Foco en el cliente: el Marketing Digital, como hemos comentado, puede ofrecernos unos análisis claros de cómo se comportan nuestros clientes: qué busca, qué necesita, qué ha funcionado de nuestro producto, cómo reaccionan ante los cambios sobre el mismo, etc. Estos análisis o feedbacks nos brindan información sobre qué tipo de cliente tenemos y cómo nos tenemos que comunicar con él para que el mensaje llegue correctamente.

Esto nos permite dos oportunidades:

La primera, ofrecerle un producto cada vez más depurado hacia sus gustos y necesidades, con campañas, creatividades y mensajes elaborados especialmente para ese tipo de cliente.

La segunda, perfeccionar nuestro propio ciclo de producción siendo lo más rápido posible en los procesos y lanzando productos muy rentables.

Por supuesto, y tal y como sostenía Eric Ries, el emprendedor que comience una estrategia Lean Startup puede estar en cualquier sitio, ser independiente o trabajar para una gran empresa, pero siempre buscará los procesos más rápidos y eficaces.

Desde Gacelaweb, siempre recomendamos que (uses o no la metodología Lean Startup) recurras a profesionales del Marketing Digital que cuentan con sus propios procesos depurados. Gracias a esto te ayudarán, en tiempo récord a conseguir tu objetivo y tus lanzamientos de producto.

 

¿Te ha parecido interesante el artículo? Quizá quieras leer:

Como relacionar Lean Startup y Marketing ¿Necesitas un site One Page? Conoce sus ventajas

Metodologia Lean Startup Conoce cómo el Inbound Marketing puede ayudar a tu negocio

que es la metodologia lean startup ¿Por qué tener un mail corporativo?

Que es Lean Startup Otros artículos sobre Actualidad

 

Posicionamiento SEO Buscadores Comunidad de MadridPosicionamiento en buscadores SEO en Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

agencia marketing online

Gacelaweb es una Agencia de Marketing Digital en Madrid especializada en Diseño y Desarrollo de Páginas Web, así como de Posicionamiento SEO y Campañas SEM, Marketing Online, planes de Social Media, Dominios, Hosting y Soporte Web.

Si tienes alguna idea, algún proyecto o alguna consulta, no dudes en contactar con nosotros:

Teléfono: 916059509
Email: info@gacelaweb.com
Dirección: Calle La Granja,  Alcobendas (Madrid)