fbpx
Errores de Linkbuilding

Errores de linkbuilding

La estrategia de linkbuilding (la obtención de enlaces desde páginas externas que apunten a la web en cuestión) es uno de los pilares más importantes del SEO off-page, es decir, las acciones para mejorar el posicionamiento de una web en las SERP (Search Engine Results Page, las páginas de resultados que se muestran tras realizar una búsqueda en Google, por ejemplo) que llevamos a cabo fuera de la propia web.

Para determinar cuál es la calidad de un sitio web y, por tanto, su posicionamiento en las SERP, Google tiene en cuenta el número y la relevancia y pertinencia (la calidad) de los enlaces que apuntan a dicha web. Esto se debe a que la relevancia y popularidad de una página se mide, entre otros factores, por el número de enlaces entrantes que recibe. Este criterio fue idea de Larry Page, uno de los fundadores de Google y creador del PageRank, una herramienta que valora la autoridad de una página web y que toma el número de links entrantes como factor clave.

En primer lugar, debemos saber que existen dos tipos de enlaces: los dofollow, que indican a los robots rastreadores que continúen con el recorrido que traza el enlace; y los nofollow, que informan a Google de que no siga el enlace y, por tanto, no lo considere en sus criterios de posicionamiento ni transfiera linkjuice (es decir, la autoridad que transmite una web hacia la página que enlaza). En este sentido, si queremos trabajar el SEO no podemos olvidar que los usuarios de Internet no son los únicos que navegan a través de enlaces: los crawlers (robots que mapean las webs) de Google analizan los links con los que se encuentran durante su rastreo y recogen información sobre el número de enlaces que tienen, a qué paginas dirigen, cuáles son los anchor texts o cuál es la temática del enlace para decidir cuál es el valor que aporta la web para una determinada búsqueda en comparación con el resto de webs indexadas.

Las páginas que enlazan con la web han de ser fuentes fiables y deben estar relacionadas de alguna manera con ella. En caso de no ser así, Google puede considerar que el enlace es fraudulento y penalizar el posicionamiento de la página de destino. La calidad del enlace, de esta manera, es un factor con más peso que nunca.

A continuación, te dejamos con una serie de errores de linkbuilding por los que una estrategia falla y el contenido que se publica no mejora su posicionamiento en los buscadores:

El sitio que enlaza no es de confianza o no parece legítimo

La autoridad de los dominios (DA) que enlazan influye en la autoridad que se transmite a la web de destino. Por ello, si el enlace parte desde una página con una muy baja reputación o autoridad o el dominio parece poco fiable (por tener características similares a los dedicados al spam o la publicidad engañosa, por ejemplo), la propia autoridad de la página se verá resentida.
Por estas razones, Google tampoco considera positivamente los enlaces de páginas extranjeras o en otro idioma y que no tengan nada que ver con el sector de actividad de la web que recibe el backlink. Por ejemplo, si una web española de un restaurante recibe varios enlaces desde una página rusa o india de venta de accesorios informáticos, saltarán las alarmas de Google para comprobar que no se ha estado comprando links o intercambiándolos.

Tus enlaces entrantes provienen exclusivamente de notas de prensa, blogs o directorios

Hace una década, era una táctica de posicionamiento muy popular la de distribuir comunicados de prensa por diferentes directorios dedicados a este cometido. Se trataba de una forma muy barata y sencilla de conseguir cientos de enlaces entrantes desde estos directorios, pero realmente no era resultado de la calidad del contenido, sino de su facilidad de distribución. Lo mismo sucedía con los blogs y directorios generalistas, en los que era muy fácil publicar enlaces entrantes a una web indiscriminadamente.

Por ello, Google decidió penalizar con Penguin (así se llamó la actualización de su algoritmo para posicionamiento en 2012) este tipo de backlinks al considerarlos de poca autoridad y muy manipulables, especialmente aquellos cuyo anchor text sea la palabra clave en la que la web de destino se quiera posicionar. Algunos ejemplos son los enlaces que provienen de comentarios de blogs que no tienen filtro ni moderador, directorios de artículos o comunicados de prensa con anchor texts sobreoptimizados.

Recientemente, Google ha incluido en esta categoría a los publirreportajes. Si existe algún enlace a una web desde alguno de estos formatos, lo más adecuado es indicarle a Google que no los siga ni los contabilice para SEO. Esto se puede hacer incluyendo el atributo “nofollow” en el enlace en cuestión. En caso de no poder editar ese enlace, podremos marcarlo como “rechazado” o “disallowed” en Google Webmaster Tools.

De hecho, la mayoría de blogs han automatizado que todos los comentarios que se publiquen por parte de terceros y que incluyan un enlace, este cuente automáticamente con una etiqueta nofollow.

Sin embargo, sí que es positivo para el posicionamiento colocar un enlace a la web en directorios especializados en su sector, que contengan contenido relevante y donde no se realice spam, pues resulta un link mucho más natural. Aun así, este tipo de enlaces no tienen el mismo peso que aquellos que aparecen en contenidos editoriales u otro tipo de webs.

Has intercambiado enlaces con otra web

Intercambiar enlaces con otras webs (publicar un enlace en tu web dirigido a la web de un tercero y que éste publique otro enlace a tu web de vuelta) era una práctica habitual antes porque los buscadores únicamente consideraban la cantidad de enlaces que apuntaban a una web para calificar el contenido de una web como relevante.

Errores LinkbuildingEsto derivó en que ciertas webs dedicaran secciones en exclusiva al intercambio de enlaces, llegando a contar con páginas que solo consistían en listas de enlaces externos dirigidos a otras webs que no guardaban ningún tipo de relación con la web de destino. Google comenzó a despreciar estos links que solo que conseguían porque se daba otro link en lugar de incluir un link porque se considera que la página de destino es de calidad. Así, a partir de la implementación de Google Penguin en 2012, se comenzó a castigar los links de baja calidad, manipulados, comprados y poco naturales, por lo que el intercambio es uno de los mayores errores de linkbuilding que se pueden cometer.

Los enlaces son pagados

Como ya hemos adelantado, Google premia el contenido de calidad y es este el que quiere ofrecer en las mejores posiciones de las SERPs. Por ello, no es justo que ciertas webs puedan permitirse comprar enlaces que influyan en su PageRank y, en consecuencia, que Google las considere como de mayor relevancia. De esta manera, pagar por conseguir enlaces entrantes a una web va directamente en contra de las pautas que marca Google. El buscador indica específicamente que los enlaces que pasan PageRank no pueden deberse a intercambios económicos, de bienes o de servicios.

Aquí es donde se han de diferenciar los enlaces comerciales pagados de aquellos que han surgido de manera orgánica. En el primer caso, para que estos enlaces (generalmente en banners y contenidos publicitarios) cumplan con los criterios de Google, tenemos que asegurarnos de que no pasen PageRank. Para cumplir con esta pauta, se debe añadir un atributo “nofollow” al link en cuestión, se puede utilizar un enlace Java que los crawlers de Google no sean capaces de seguir o emplear una redirección hacia una página bloqueada por robots.txt. Estas acciones permiten que los enlaces publicitarios pagados no influyan en el PageRank de la web y, por tanto, no adulteren los resultados orgánicos de las SERP.

Google intenta ofrecer orgánicamente el resultado que proponga un contenido de mayor calidad y que más se ajuste a las búsquedas de los usuarios, por lo que tiene muy en cuenta que los enlaces pagados no influyan para SEO. Si no se cumple con esta norma, la penalización puede durar, dependiendo de su gravedad y de cuánto se tarde en subsanar el error, desde días hasta varios meses.

Tu estrategia de linkbuilding no está planificada o es artificial

Una de las peores decisiones que se pueden tomar en SEO es dejar la estrategia de linkbuilding al azar o realizar acciones mecánicas y poco planificadas. Google puntúa positivamente que se generen los backlinks de manera natural, por lo que no es apropiado utilizar programas de automatización con el objetivo de obtener muchos backlinks muy rápidamente con palabras clave sobreoptimizadas y con el anchor text calcado. Además, generar links con patrón de spam es muy perjudicial para el SEO y puede hacer que el dominio entre en blacklists por spam.

Error de EnlacesSi has detectado que tu web está enlazada desde un site que puede resultar perjudicial para tu SEO, lo más sencillo es configurar el enlace como “rechazado” (función disallow) en Google Webmaster Tools.

Debemos tener en cuenta que el linkbuilding es una estrategia que requiere de tiempo y esfuerzo, por lo que no debemos esperar resultados inmediatos. Además, se trata de una técnica en la que se valora mucho más la calidad del trabajo que la mera cantidad de resultados, por lo que no se aconseja invertir en automatizar los procesos de generación de enlaces, sino que es mejor apostar por mantener un perfil de enlaces que guarden mucha relación con el contenido, con anchor texts y destinos dentro de la web variados y que se generen de manera progresiva.

Todos tus enlaces tienen el mismo anchor text, la misma página de destino o provienen de la misma página

Otro de los errores de linkbuilding más habituales es no variar cómo son o a dónde dirigen. Esto es indicativo de que los enlaces que están apuntando a tu web no han sido generados de manera natural, ya que, normalmente, los links que surgen por la calidad y relevancia del contenido suelen apuntar hacia la página concreta dentro de la web que resulte más apropiada (no todas a la home), con diferentes anchor texts dependiendo de lo que se trate y desde webs diversas.

Debemos considerar asimismo que el primer enlace hacia una web que provenga de otra página va a aportar mucha autoridad, pero el segundo y siguientes que se publiquen desde la misma página van a tener un impacto mucho menor en la autoridad de la web de destino.

Tus enlaces se encuentran en los footer de toda una web

Los backlinks que se colocan en los footer y en otras secciones similares que se repiten en toda la estructura de una web no tienen mucho peso en la estrategia de backlinks. Google los califica como poco relevantes y, además, si el uso es indiscriminado, puede llegar hasta a penalizarlo por spam. En estos casos, es mejor dirigir la estrategia de linkbuilding hacia otras partes de una web, preferiblemente incluidos en texto de contenido de mayor peso.

Tus enlaces provienen de una página irrelevante para tu web o se encuentran aislados de cualquier contenido notable

El contexto en el que se encuentre el enlace que apunta a tu web también tiene importancia. Por tanto, hay que tener en cuenta que las webs que enlacen cuenten con contenido que también sea de valor para lo que se ofrece en la página que recibe el backlink. Es una mala práctica obtener enlaces que no tengan ninguna información complementaria, es decir, un enlace publicado únicamente en una página, un comentario de un foro o un blog.

Tu enlace está escondido en el código de una web ajena

Por supuesto, está fuertemente penalizado por Google y es uno de los errores de linkbuilding más graves (aparte de ser una práctica ilegal) hackear webs para esconder enlaces entrantes a una web entre su código CSS y Javascript aprovechando un fallo de seguridad. Los crawlers de Google detectan estas anomalías en los códigos de las webs de terceros y castigan el posicionamiento de la página de destino.

Como última recomendación para tener una estrategia de linkbuilding sólida, lo idóneo sería conseguir entre uno y cinco enlaces por semana, con una cadencia suficiente para que no parezca que han sido todos creados en el mismo momento. Esos enlaces han de ser de calidad y para optimizar al máximo su impacto en la autoridad de una web, aproximadamente la mitad han de incluir la keyword exacta por la que nos queremos posicionar en el anchor text. El resto puede incluir variaciones de la keyword principal, keywords secundarias o algunos términos genéricos. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que el linkbuilding y, en general, cualquier estrategia de SEO no es una ciencia exacta y no existen fórmulas mágicas para alcanzar la primera posición. Por ello, el mejor consejo sigue siendo el de generar contenido optimizado con las palabras clave pero que resulte natural y que aporte un valor a los usuarios que merezca ser compartido por estos.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Quizá quieras leer:

Mejorar Linkbuilding ¿Sabes por qué tienes que mantener tu blog actualizado?

Evitar Errores Linkbuilding ¿Quieres saber qué impacto tendrá el 5G en nuestras vidas??

Como Mejorar Linkbuilding ¿Sabes por qué son tan útiles los CMS?

Como Evitar Errores de Linkbuilding Otros artículos sobre Marketing Digital

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

       

agencia marketing online

Gacelaweb es una Agencia
de Marketing Digital en Madrid especializada en Diseño y Desarrollo de Páginas Web, así como de Posicionamiento SEO
y Campañas SEM, Marketing Online, planes de Social Media, Dominios, Hosting y Soporte Web.

Si tienes alguna idea, algún proyecto o alguna consulta, no dudes en contactar con nosotros:

Teléfono: 916059509
Email: info@gacelaweb.com
Dirección: Calle La Granja,  Alcobendas (Madrid)